Casalea Morella

El otro día comentaba: «me hubiese quedado a vivir allí». Y no lo decía por decir, no; porque en Morella hemos encontrado una paz y una tranquilidad que ligada al confort que se goza en los apartamentos CASALEA, nos ha hecho estar super a gusto.

Tras un exquisito proyecto de rehabilitación íntegra de una casa de arquitectura típica morellana, surgen cuatro exclusivos apartamentos, perfectamente equipados para disfrutar de unas vacaciones fabulosas, bien sea en pareja, con amigos o en familia. En CASALEA no han escatimado en detalles, y la calidad de los materiales, aportan a las estancias una calidez, una elegancia y un confort propias de un hotel de 5 estrellas, con la ventaja extra de una mayor privacidad y de la autonomía que te aporta el tener a tu disposición todo el equipamiento para sentirte como en casa.

La elección de los nombres de las estancias, Artal, Rosella, Abu Said y Seidia, es muy curiosa y me trajo bonitos recuerdos de la infancia, ya que se trata de los nombres de los gigantes de Morella. Sí sí, esas figuras enormes que en tantas localidades es tradición sacar a desfilar en las festividades haciendo pasacalles de gigantes y cabezudos. Pues bien, cada uno de los apartamentos está cuidado al detalle para garantizar al huésped una estancia más que acogedora y agradable, y uno de ellos está totalmente adaptado para personas con movilidad reducida.

Nos ha gustado mucho esta escapada a Morella, hemos disfrutado como comentaba en las stories de la «vida de pueblo«: olvidarnos del coche y salir a pasear por sus empedradas calles, gozar de la tranquilidad que se respira en el ambiente, sentir la brisa fresca, y sobre todo tratar con sus gentes en los pequeños comercios. Siempre hablamos de la felicidad que nos da el disfrutar de los pequeños momentos, y en este caso hemos disfrutado del simple hecho de ir a comprar el pan, de ir a la carnicería o de dejarnos asesorar para llevarnos a casa deliciosos quesos y embutidos, gracias a la amabilidad de los morellanos.

Una vez más y tras la experiencia vivida, nos reafirmamos en que no hace falta irse a la otra parte del mundo para disfrutar de unas vacaciones únicas y desconectar de la rutina. Tenemos muchos lugares maravillosos que podemos disfrutar a tan solo un par de horas de coche, y Morella es sin duda uno de esos lugares mágicos que recomendamos visitar al menos una vez en la vida. Después de esto, será el propio encanto de su población el encargado de hacer que vuelvas a visitarla en sucesivas ocasiones. Y para una estancia perfecta, los apartamentos CASALEA son la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.